¨Ni tan accidentales ni tan inevitables¨

La ruina de muchos proyectos evoca sus orígenes en una mala impresión, en diseños que no explotan todas las posibilidades que los sistemas de reproducción ofrecen, o en clientes, que sin percatarse, pasan de la dirección de arte a la de compras condicionando el proyecto.

¿Cuál es el origen de esta polémica tan recurrente? Las acusaciones cruzarían de un lado a otro, pero no hay mayor causa que una comunicación inconsistente, cuando precisamente el éxito de un proyecto radica en un trabajo en equipo en el que las capacidades se potencian por complementar conocimientos y exigencias.

Una herramienta importante para la comunicación efectiva es el “briefing” como medio para potenciar el dominio de ideas claras acerca de lo que se quiere conseguir, en qué plazo y con qué medios.

En un inicio es el cliente quien expone al creativo las necesidades del proyecto, y éste, a partir de ahí elabora un plan con detalles concretos a nivel gráfico y de diseño, además de los objetivos, requisitos, presupuesto y plazos.

Luego es el impresor, quien, con base en la experiencia de trabajo con el diseñador, o al menos, un intercambio previo, replicará con exactitud el proyecto propuesto evitando la existencia de dificultades en impresión y logrando el éxito deseado.

Una realización integrada no solo genera una buena calidad, sino que minimiza costos.

logo Graficas Varias
15th junio, 2022 |